Año 2004. 2ª etapa. Puente de la Reina-Estella

4 de Abril del Año del Señor del 2004.   Puente de la Reina-Estella

Una etapa de 20 Km. Pero yo estoy echo polvo. Hemos salido sobre las 8:30 de la mañana y hemos llegado alrededor de las tres y media. Con nuestras paradas y casi una hora para comer. Lo hemos hecho a tres kilometros de Estella. En el atrio de la Iglesia de Villatuerta.

Juan Carlos en el camino

Lo peor han sido estos tres últimos kilómetros, ya que se te hacen eternos. Por lo menos el Albergue está a la entrada del pueblo y eso ayuda bastante. Además está en el mismo camino así que no hay que desviarse ná de ná. Por el camino he pasado algunos momentos delicados. Me dolían todos los músculos de las piernas. Si era cuesta arriba, pues me dolían unos cuantos, si era cuesta abajo pues me dolían otros. Si el camino era llano, pues los restantes. ¡je,je!. Me estoy convirtiendo en el señor del dolor. ¡Cómo se nota los 8 kilos de sobrepeso que llevo!. ¡Y no es la mochila! Además, la carretera N-III está de obra y han modificado el trazado del camino. Nos han hecho subir colinas, dar algún que otro rodeo, por lo que creo que al final han sido más de los 20 kilómetros que indicaba la etapa.

Nos han hecho pasar por zonas hasta arriba de barro, así que tengo las zapatillas con una tonalidad marrón, muy característica de estas tierras.

Iglesia del Santo Sepulcro. Estella

Cuando hemos llegado al albergue, y después de pasar por el control, nos hemos dirigido a la habitación que nos habían asignado. La primera a la izquierda, pero no había sitio. Bueno, en realidad sí, lo que pasa es que un grupo de chicos catalanes habían reservado más camas de las asignadas. Ha tenido que venir el encargado para poner orden.

A veces es que esto de los albergues de peregrinos es cómo la mili. Hay que conseguir todo lo que se pueda. Aunque no lo necesites. Y luego algunos van presumiendo por ahí de predicar con el ejemplo. Al final todo arreglado. Me he dado una ducha reparadora, he hecho la colada y a dar un paseo por Estella, a tomar unos vinos o , unas cervezas, lo que se tercie. Estella es un pueblo muy bonito. De calles estrechas y con aires medievales. La parte antigua no ha sido remodelada y todavía tiene esa esencia a pueblo viejo. La parte antigua con su puente (empinado) y sus calles y callejones me ha gustado mucho.

Ahora son las nueve de la noche y estamos sentados en un banco a la puerta del Albergue. Yo escribiendo estas líneas y JuanCar fumándose un cigarrillo, antes de irnos a descansar.

Galería fotográfica de la etapa

Camino de Santiago 2004. 2etapa

Comentarios cerrados.